domingo, 26 de abril de 2009

ULISES SIN RETORNO




El último hilo.

El último nudo.

El último fleco.

La lanzadera,

Desgastada de pasar y pasar

Entre la trama del tapiz,

cae al suelo.

Las manos,

Ásperas

De alisar la áspera trama.

Los dedos

Encallecidos

De pasar

Una y otra vez

El mismo hilo.

Los brazos,

Entumecidos de soportar

Horas y horas de tejer y destejer.

Dicen ¡basta!

Ni un hilo más

Ni una noche más.

Penélope

Ya

No

Te

Espera

6 comentarios:

Candi dijo...

"Ni un hilo más,
ni una noche más".
Penélope se cansó de esperar y esperar a Ulises, nada menos que veinte años.
El aguante tiene un límite, dependiendo de cada uno, de nuestra particular "odisea" y tiene fecha de caducidad.
Con qué sensibilidad poética has resumido esos 20 años.
Un beso Candi

Esmeralda Martí dijo...

Desde luego que Penélope no puede esperar día y noche la llegada de su Ulises. !Basta!
Una tiene su dignidad...

Jesús Sevillano dijo...

Hay un dicho que dice "lo bueno, si breve, dos veces bueno". Así es tu verso, rápido, agil, certero...derecho al corazón.
Muchas gracias Mº Jesús

gaia56 dijo...

¡Muy buena decisión!
Me encantan tus delgados versos y alargados poemas.
Un beso

Esmeralda Martí dijo...

¿Onde andará nuestra Penélope??? ¿Navegando por el Duero??? Cuidado con los Ulises-lusos
Besos

Anónimo dijo...

Bravísima Penélope!
Me entusiasmó este poema, muy bueno.

El último hilo.
El último nudo.
El último fleco.
........................

Penélope
Ya
No
Te
Espera

Desde el principio hasta el fin toda una declaración de principios. Redondo, soberbio.

Kova

Publicar un comentario