domingo, 17 de mayo de 2009

EL CORREDOR (Reventando)




Corres.
Corres.
Corres por el camino.
Corres por la hierba.
Corres por el rayo de luz.
Corres
hasta que no quede
aire en los pulmones.
Corres
hasta que el alma
te empape la piel.
Corres
hasta que no quede
ni una gota en tu garganta.
Corres
hasta que la respiración
se convierte en un cristal afilado,
hasta que la voz
se evapora
en nubes pequeñitas.
Corres
hasta que las ideas
chorreen
los pensamientos
se derritan
los recuerdos
se disuelvan.
Hasta reventar
el dolor.

2 comentarios:

Esmeralda Martí dijo...

Corres para olvidar, corres para alcanzar, corres para beber el viento, corres para lanzar fuera de tí esa agonía, esa idea que te persigue...
Corres mientras la vida pasa.
Besitos. Feliz semana

Jesús Sevillano dijo...

"Corres
hasta que las ideas
chorreen
los pensamientos
se derritan
los recuerdos
se disuelvan.
Hasta reventar
el dolor".

Corre lo que puedas, pero no dejes que los recuerdos se disuelvan, vívelos con intensidad, y haznos partícipes de ellos, aquí o en cualquier otro lugar.

Publicar un comentario