sábado, 28 de marzo de 2009

ESA CHICA DE LA PLAZA




En el centro
de la plaza
gira,
y gira.

Busca el sol.

La gente mira,
y canta.

Las flores
brotan a su alrededor,
blancas,
rojas,
amarillas…

El agujero de las nubes,
sobre su cabeza.

Llueven migas de pan
para estorninos blancos
y gorriones azules.

No hay columpios,
y los niños
se balancean
en las espigas doradas.

¿Quién le ha traído flores?
¿Qué sol busca al girar?

La chica girasol
gira,
gira
y gira…

Y no responde.

Sólo ella sabe
por qué sonríe.

5 comentarios:

Candi dijo...

Me he sentido chica de la plaza, girando, girando alrededor del sol. Protagonista al fin.
Es fantástica la forma que tienes de presentar esa cotidianeidad de las cosas, esa manera de hacer bailar todo el conjunto.
Besos Candi

las alas del alcaudón dijo...

Llego aquí sin conocer tu dirección, casualmente, a través de un comentario que Jota dejó en mi blog. La foto de bienvenida es estupenda y me he entretenido en ella muchos segundos antes de pasar a leerte. Gracias por el ratito agradable.

asun

Jesús Sevillano dijo...

"Solo ella sabe por qué sonríe". Y solo tu sabes plasmar con mucho sentimiento poético, verso corto, y de muy facil lectura. "Y no hay columpios, y los niños se balancean en las espigas doradas".
Muchas gracias Mª Jesús

Esmeralda Martí dijo...

Yo conozco esa chica y esa plaza. Yo he compartido ese momento festivo contigo. Hacía sol, la chica era joven y soñadora. Le llegaron flores de las esquinas. Y la fantasía cuajó el resto.
!Qué bien lo pasamos, prima! y qué conseguida la escena.
Que ya estoy aquíiiiiiiiiii

Julio Obeso González dijo...

“es cháchara”
sentenciaron las mujeres del mercado
y secaban las manos en los mandiles
“el amor -es- mientras virgen”
asienten tras lechugas
pescados abiertos en canal
“¿alguna trae fotos?
la risa pasa de los puestos a las clientes
sólo la muchacha de las flores voltea un marco
y deja el rostro hundido entre narcisos

Otra muchacha otra "plaza". Volcar miradas hacia adentro obtiene resultados impredecibles. Genial primi, genial.
Hasta la tertulia del sábado.
Besos a millares.
Julio

Publicar un comentario